16.12.13

¡Dónde me siento!

¡Hola!

Tú, que estás a poco de tu boda, entenderás perfectamente lo que voy a decir... ¡organizar las mesas es lo peor de los preparativos! ¿Piensas lo contrario? Por favor escríbeme y dime por qué!!!!

¿Cuándo empiezo a organizar las mesas? No tengas demasiada prisa, cuanto antes lo hagas, mayores cambios tendrás que hacer. Una vez que tengas confirmado un gran número de gente podrás empezar, aproximadamente 20 días - un mes antes de la boda.

Es algo que hay que hacer, obligatorio, donde participa parte de la familia y que te da mil y un quebraderos de cabeza.
Pongámonos en situación: chica le dice a chico que cada uno organiza su parte y que si hay gente que se queda "colgada" ya decidirán dónde colocarles.
Chicos tienen, después de varias horas, por fin la colocación de las mesas.
Chicos lo ponen en común y no valen... no tienen todas el mismo número de gente (más o menos). Chico dice: hablaré con mi madre para que lo organice ella.
Chicos consiguen la distribución pero al final viene gente que les habían dicho que no, otra con la que contaban seguro al final no va a poder venir... ¿es o no es para volverse loco?

Quizá por eso, y de momento sólo por eso, prefiero las bodas de cóctail. Te olvidas de todo, cada uno se sienta donde le apetezca y no estás una semana viendo a ver dónde coloco a mi tía Pura, la del pueblo. Pero si ya te has decidido, si tu boda será "sentados" y tienes que colocar a la gente... intentaré ayudarte un poco.

10 claves para no volverte loca:

1. Es imposible agradar a todo el mundo. Obviamente intentarás que la gente que haya en cada mesa se lo pase bien, lo mejor posible, pero no te olvides que ese tiempo será de 2-3 horas... el resto de la boda podrá estar con quien quiera, así que... ¡no te agobies!
2. Antes de empezar a hacer la distribución separa a la gente en grupos (los tuyos y los de tu pareja): familia, amigos, amigos de mis padres, compromisos (cada uno tendrá sus pequeños grupos e incluso subgrupos)
3. Decide el número de personas mínimo y máximo que queréis que haya en las mesas (el restaurante/ finca ya os habrá dado un número máximo de personas por mesa, pero no es lo mismo... si las mesas son de 12 se pueden juntar y ser 24, pero a lo mejor vosotros no queréis)
4. Empieza con lo aparentemente más sencillo, la familia. 
5. Intenta que las mesas estén niveladas de edad, es decir, tu tía Pura estará encantada de estar con tu prima de 20 años en la mesa, pero seguro que a ella no le hace tanta gracia.
6. No te preocupes porque haya gente que no se conozca. Si tienen la misma edad y gustos más o menos parecidos, será la mejor mesa, ya lo verás.
7. Insisto, no te obsesiones por agradar a todos, será imposible.
8. Los niños: haz mesas sólo de niños (si tienes suficientes, claro) se lo pasarán mejor, pero ten en cuenta que los que sean muy pequeños, tendrán que sentarse con sus padres. Las tronas cuentan como sitio, aunque no lleven el mismo menú o incluso no coman.
9. No preguntes a tus invitados si les parece bien dónde les has sentado... seguro que más de uno te pide que le cambies y entonces... ¡vuelta a empezar!
10. Si quieres seguir el protocolo la familia irá lo más cerca posible de la mesa presidencial, se entiende que las mesas más lejanas son con las que menos trato se tiene, por ejemplo compañeros de trabajo (todo es una forma de hablar, porque a veces tienes más trato con tu vecina del quinto que está en la mesa 18 que con tu tía Pura que está en la dos)

Está claro que estas claves no van a hacer que tardéis 10 minutos en colocar a la gente, pero seguro que os ayudan!

Os dejo una plantilla que a mí me resulta de gran utilidad (es muy sencilla, está hecha en Power Point, pero es genial) podréis hacer un croquis del salón y ver dónde irá cada mesa y el número de personas (la plantilla se puede modificar a gusto del consumidor)

A disfrutar del documento y a colocar a la gente!

Un beso

Sara

Recibe todas las novedades en tu Email:


Delivered by FeedBurner

No hay comentarios:

Publicar un comentario