30.4.13

Cómo ahorrar en una boda y no morir en el intento

Hola a todos!

Hoy, último día del mes, vamos con unos consejos para, como dice el título del post ahorrar en una boda y no morir en el intento. Todos sabemos que una boda supone un gasto, un gran desembolso y que como "es una vez en la vida" nos concedemos determinados caprichos, pero, con un poco de maña, podemos conseguir ahorrar unos eurillos que, sin duda, vendrán fenomenal para nuestros bolsillos!


¡5 consejos para ahorrar en tu boda!


1. Elige bien la fecha de la boda. Aunque no lo creas, casarse en temporada baja de bodas sale mucho más barato (De octubre a marzo). Si no te gusta, como puede ser normal, casarte en meses fríos... ¿qué te parece sustituir el clásico y caro sábado por un viernes, o incluso un domingo? Esto os permitirá ahorrar un pellizquito.


2. Se podría decir que en las bodas siempre es igual: cóctail + cena sentado + barra libre... ¿y si cambiamos? Olvídate de la cena sentada y decídete por un cóctail, mucho más abunante que de costumbre y con alguna mesa de apoyo. Ventajas: evitarás uno de los mayores quebraderos de las bodas ¡colocar a los invitados! podrás estar hablando sin necesidad de estar sentado siempre en la misma mesa, dejarás a tus invitados mucha más libertada para disfrutar de la cena y además... ¡sale más barato!


image


3. Regalos para tus invitados: practicando la técnica del DIY, además de hacer unos regalos más personalizados y con más cariño, podrás ahorrar un poquito!


4. Tus flores. Intenta que sean de temporada, eso abaratará mucho el coste, te lo aseguro. Esto es un poco como con la fruta, si es de temporada sale más barata que si no. Consejo: busca las flores típicas para el momento de tu boda y combínalas como quieras para conseguir más flores por el mismo precio.


image


5. Vestido de novia. Si no tenemos en cuenta el convite, que supone sin duda la mayor parte de la boda, el vestido de novia es una de las cosas que se lleva una buena parte del presupuesto. Todas queremos estar resplandecientes en nuestro gran día pero... ¿hasta qué punto estamos dispuestas a dejarnos el presupuesto en nuestro vestido, un vestido que usaremos, seguramente, una vez en la vida? Truquillos para que vuestro vestido no se lleve tanto presupuesto: pensad en diseños de otras temporadas, vale que el vestido no será el último diseño pero ¡no hay nada de malo en llevar un diseño del año anterior! ¿quién lo notará? Otra alternativa, que no siempre gusta, es el alquiler. Podéis alquilar un vestido precioso, igual que el que habíais soñado (que os sale más econímico) pero ¡ojo! tenéis que tener en cuenta que el alquiler de un vestido supone una fianza que no siempre devuelven de forma íntegra.


Bueno, para no atosigaros más creo que basta por hoy... otro día os daré más!


¡Feliz puente a quienes vayan a disfrutar de él!


¡Un beso!


Sara

No hay comentarios:

Publicar un comentario